jueves, 9 de diciembre de 2010

entre lametas, borlas y luces

8 de diciembre....Hay que armar el arbolito !!!!....no sé pero recién lo armé hoy, con muy pocas ganas....¿quién lo va  ver ? Mi hija mi nieto y su medio pomelo (como ella dice ) son los únicos parientes que me quedan aquí en Mar del Plata y mi esposa y yo pasamos hace ya varios años las fiestas en casa de ellos (mi nieto tiene miedo a los perros y en mi casa hay 4 y un callejero colado)  hasta hace unos años antes que Gabyta se casara,  si adornábamos con luces todo el parque y hasta la punta del  árbol de palta (aguacate) y le poníamos a escondidas los regalitos cuando ella  era una piba.
A que viene este comentario ?? a la nostalgia  y los recuerdos que fluyen a mi memoria, A pesar de mi apellido Jiménez (con J) por mis venas corre también sangre italiana por parte de la familia de mi madre, así que cuando yo era pibe obligadamente las fiestas se pasaban en casa de mi abuela María ...la mamma.....y se reunían todos y cuando digo todos, es decir sus 9 hijos con sus respectivas familias y demás,  porque solían venir las familias de sus respectivas familias...¡ UY me hice un lío !... Aclarando:... una mesa hecha con tablones, que ocupaba todo el patio de una antigua casa tipo chorizo ( un patio larrrrgo y muchas puertas mirando hacia él ) y sentados a la mesa más de 50 personas, sin contar el piberío que nos ponían en mesa  aparte,
Bloques de hielo con el agregado de sal, dentro de una pileta de lavar la ropa tapada con una frazada hacía las veces de lo que hoy sería un freezer lleno de botellas de cerveza, vino, sidra y claro está, los naranjines para los pibes
Por hoy este recuerdo lo dejo acá ,,,. antes de bajonearme del todo...pero como decían las películas en serie que veíamos en el biografo ....Esto Continuará.....después se las sigo..

7 comentarios:

  1. Che, Aldo, a mí me pasa algo parecido. Tengo una hija y un hijo en Nueva Zelanda, la otra en Buenos Aires, y acá estamos mi mujer y yo. El otro día le dije: Por mí, me como un churrasco y me voy a la cama a las diez de la noche. Pero me doy cuenta de que no debe ser así, porque el bajón atrae más bajón. pongámonos las pilas y nos tomamos unas birras, unos vinos, que los médicos no jodan con el colesterol y la sal. y a festejar´!!!!! qué se yo, porque sí, porque sale el sol y lo vemos, ¿no?.

    ResponderEliminar
  2. Tenes razón Roberto...a chupar se ha dicho!!!1
    ahora te digo que en la casa de mi hija no me quedo atrás.....jajaja

    ResponderEliminar
  3. Segui contando, seguí.
    Que lo hacés bien, lo hacés lindo.
    Yo creía que era el único tarado que le echaba sal al hielo, pero veo que no (será cosa de tanos?)

    ResponderEliminar
  4. No, no es cosa de tanos, el hielo al derretirse tiene 0º pero si esta cubierto de cloruro de sodio (sal) su temperatura desciende a 12º bajo cero.....Ciencia pura vió don Agustín...

    ResponderEliminar
  5. DonAldo,alguien me invitó a que te venga a visitar,así disculpa por que entré sin llamar.
    Cuando leí tu blog,me hizo clic la cabeza.
    Cosa extraña la memoria, almacena todo y en un segundo te inunda de recuerdos y apropósito de inundación ,algo de lo que me vino a la memoria es el haber ido siendo muy chico, a ver el entubamiento del Cildañez, tengo en la memoria un tremendo zanjón.Recuerdo también ,por que soy se la zona oeste, los viajes cuando me llevaban mis padres a la capital en los viejos trenes de madera del FNDFS.Yo nací en Villa Luro white 105 recuerdo un tren chiquito que salía para Versalles .
    Y cuando contaste lo de los barriletes ,patapufete como decía Biondi,porque recordé los que me hacía mi padre,con una simple hojita de papel de un cuaderno,usando en vez de caña ,las pajitas de Guinea de una escoba y como hilo,el de coser, con una cola hecha con un trapito muy finito , yo este modelo,salvo los que me hacía mi padre nunca los he visto, lastima no tenerlo para preguntarle si habían sido de su ocurrencia o se lo había enseñado alguien.
    Bueno DonAldo te felicito y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  6. Ay, ya no existen fiestas como las de antes! Qué envidia!

    ResponderEliminar
  7. Ah, ¿Viste, DonAldo? Andás cosechando seguidores con tanta anécdota nostálgica. Muy bien.
    Quiero saber cómo seguían esas fiestas de antes ;)

    ResponderEliminar